Consejos para llevar una vida saludable con una agenda ocupada.

Llevar una vida sana puede ser difícil, especialmente si tienes una agenda muy ocupada.

Cada día estamos mas ocupados. Tenemos tanto que hacer que se nos hace imposible pensar en como mantenernos en forma. Dejamos pasar el tiempo, ganamos kilos que afectan nuestra salud, la manera de como nos vemos y la manera de como nos sentimos.

Siempre podemos hacer modificaciones en nuestra vida! Lo primero que se necesita es determinación y saber que los cambios no ocurren de la noche a la mañana y que debemos aprender a ser pacientes. Las cosas que cuestan esfuerzo son las que logramos mantener por mas tiempo.

Identificar el porque queremos hacer este cambio es primordial. Compartir con un familiar o un amigo es muy importante, alguien que nos apoye en la decisión.

Casi siempre los Lunes o el primero del mes es un gran momento para empezar.

Ser saludable no tiene que ser un proyecto difícil o costoso. La mayoría de las recomendaciones son modificaciones pequeñas y cotidianas. Al hacer actividades repetitivas nos acostumbramos y desarrollamos hábitos para una vida saludable.

Cómo se supone que se puede tener un estilo de vida saludable sin dejar los deberes de lado?

Las recomendaciones a continuación son cosas primordiales para nuestra salud:

Comer saludable:

Veamos la comida como gasolina. Si le damos al cuerpo buena gasolina nuestro cuerpo se sentirá mejor. El 70 % es pura alimentación, el resto es ejercicios. Nada hacemos nada entrenado todo los días si igual no alimentamos nuestro cuerpo de la mejor manera.

Elegir productos naturales en el supermercado es lo mejor que podemos hacer. Básicamente cualquier producto que no sea enlatado, procesado o modificado. Ejemplos: verduras, frutas, nueces, pollo, carnes pescados. Cualquier producto que es natural y no ha sido tan modificado por el hombre antes de que llegue a nuestro hogar. A eso me refiero con productos naturales.

Evitar comprar productos que nos provocan estar picando durante el día, quizás comprar estos antojos una vez a la semana, pero no para todos los días. Tener en casa siempre opciones saludables para meriendas: frutas, yogurt, semillas, proteína como pechuga de pollo, atún.

Preparar comidas para llevar al trabajo es una excelente idea. Hacer una lista los Domingos de lo que queremos comer el resto de la semana es ideal , ir al super , hacer las compras y cocinar para los siguientes tres días y dejarlo listo en cajitas en el refri. Luego volver a cocinar los miércoles para los siguientes dos días y llevar estos alimentos al trabajo. No ahorrará tiempo durante la semana y además dinero, ya que no hay que estar gastando en restaurants ( y normalmente al comer afuera no podemos controlar todas las salsas que usan, aderezos y grasas que tienden a sabotear nuestro plan de alimentación e incluyen calorías que no necesitamos )

Los fines de semana no tienen porque ser tan estrictos, pero si es recomendable tener estructura durante la semana.

Siempre recomiendo ir a un nutricionista al menos una vez en la vida para que nos explique que es lo que nuestro cuerpo necesita realmente, y para dejar de estar siguiendo dietas que vemos en revistas o online. Esas dietas o suplementos sirven temporalmente pero luego crean efectos rebote por lo que hay que tener mucho cuidado.

Es mejor recibir recomendaciones de un profesional o si esta no es una opción, elegir comidas saludables pero aprender de nuestro propio cuerpo es muy beneficioso para el resto de la vida.

Comprar libros y leer sobre los alimentos y experimentar con nuestro propio cuerpo es un proceso muy interesante.

Hidratarnos y elegir bien las bebidas:

Tomar agua durante el día es muy importante para no deshidratarnos. Evitar los refrescos con azúcar o las gaseosas ya que tienen cantidades muy elevadas de azúcar que nuestro cuerpo no necesita.

Los jugos naturales, también hay que limitarlos, no solo por ser naturales son saludables. Contienen fructuosa que es una forma de azúcar.

Te verde es recomendable ya que es un antioxidante.

Limitar la ingesta de café, y si se toma café tener cuidado con lo que agregamos ( mucha leche o azúcar ya que si lo multiplicamos por todas las tazas de café al día, incluimos calorías no necesitadas )

Cuidar la ingesta de licor y limitarla para ocasiones especiales. El alcohol también engorda, tiene carbohidratos y grasas.

Ejercicio regular y hacerlo parte de tu vida diaria:

A veces pensamos que nuestro horario es demasiado ocupado para encajar una rutina de ejercicios regular, pero hay opciones muy fáciles que se pueden incluir en el día a día.

Opciones sencillas como levantarnos mas temprano y hacer una caminata de 15 o 20 minutos por las mañanas antes de iniciar nuestro día. Se puede empezar caminando y luego se puede optar por trotar o correr. Quizás te das cuenta que es algo que en realidad te gusta.

Buscar videos por internet en you tube donde se pueden seguir rutinas especificas en la comodidad de la casa, sin necesidad de gastar dinero en gimnasios y hacerlo un habito.

Matricularnos en un gimnasio y entrenar antes del trabajo o después del trabajo depende de los horarios.

Pedirle ayuda a un entrenador para que nos tome las medidas y nos explique que clases hacer, o que maquinas usar es una Buena idea.

Casi siempre a las personas les cuesta seguir ya que piensan que no tienen disciplina pero eso es algo que se prende.

Persistir por al menos las primeras 3 semanas es muy importante ya que después de 3 semanas podremos notar cabios en salud, a nivel psicológico y a nivel físico y luego vas a querer seguir ya que vas a descubrir todos los beneficios del ejercicio.

Cuando pensamos en ejercicio no es solo gimnasio, pesas, crossfit, yoga, es cualquier actividad donde nos movamos, ya sea un deporte o una actividad recreativa que nos guste.

Si lo que nos interesa es bajar de peso hay que tener en cuenta que deberíamos quemar mas calorías de las que consumimos, a esto se le llama déficit calórico. Pero si consumimos mas calorías de las que quemamos día a día no hay manera de bajar de peso.

Proponerse hacer ejercicios al menos tres días a la semana traerá cambios significativos en tu cuerpo.

Dormir bien:

El sueño es muy importante para su salud en general. Incluso si usted está muy ocupado, dormir 7 a 8 horas diarias es indispensable. Tendrá mejor humor y niveles de energía al día siguiente y si usted es de las personas que entrenan , el musculo se regenera en las horas de Descanso.

Una idea es dejar el teléfono afuera del cuarto, así no nos distraemos con el celular. Hacer una rutina propia, por ejemplo irse a dormir media hora antes, y hacer las cosas que normalmente hacemos, lavarnos la cara, los dientes, acostarnos sin el celular ya que eso quita mucho tiempo y al no usar el teléfono la mente puede descansar mejor.

Al seguir estas recomendaciones notaremos cambios en nuestro cuerpo. Perderemos centímetros y kilos, porcentaje de grasa corporal pero mas que todo y lo mas importante es el cambio en nuestra actitud. Nos sentiremos con mas energía, mas felices, mas seguros de nosotros mismos, y eso nos hará ser positivos durante el día.

No debemos basarnos ni mortificarnos con los números en la pesa, siempre digo que lo mejor es medir nuestro nivel de energía, como nos sentimos internamente y como nos sentimos cuando miramos al espejo, el espejo no miente y esa es una excelente referencia.

Todo en esta vida lo podemos lograr. La mente es una herramienta ponderosa y cuando empezamos a llenar la mente con pensamientos positivos tu vida empezara a cambiar!

 Instagram: eat.whole.with.lau

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.